LA OBRA PÚBLICA CONTINÚA SU CURSO





 
  Dentro de la ciudad de San Antonio de Areco, la administración Durañona continua ejecutando simultáneamente tres obras de importante magnitud sin sobresaltos. Es el caso de los aliviadores hídricos en el puente Gabino Tapia (con los correspondientes arreglos sobre el Puente Viejo para el paso vehicular), el cordón cuneta en las calles del barrio Saigós y el entubamiento de la Cuenca Este. "La obra pública es el motor de cualquier gestión y aquí en Areco existe una gran deuda con los vecinos que desde hace años esperaban algunos de los trabajos que hoy estamos llevando adelante", relató el Intendente Francisco Durañona.
 En las calles Rivadavia, De Los Begaries y Soldado Argentino las máquinas trabajan en doble turno confeccionando cordones-cunetas en un barrio que permaneció olvidado durante años. Cuatro cuadras ya se han realizado de un total de 20 previstas en la primera etapa de la obra. Además de los cordones, paso fundamental para el reordenamiento de barrios con caminos de tierra, el equipo de obreros realiza en el Saigós un importante nivelamiento de las calles, histórico problema de la zona que generaba anegaciones e inconvenientes en la circulación de peatones y vehículos. En tanto, los trabajos de hormigo nado en la Cuenca Este siguen avanzando a paso firme. La losa y los tabiques donde se coloca el cemento con el fin de entubar la zanja, son armados por los 14 obreros que se desempeñan en doble turno, a metros de la Avenida Smith, en una de las obras más ambiciosas de los últimos años en el distrito. En otro punto de la ciudad, luego de las excavaciones realizadas en el puente del medio, los 12 operarios abocados a realizar los aliviadores en ese tramo del Río Areco comenzaron este martes 10 a rellenar con hormigón la base en donde se sostendrán las columnas del Gabino Tapia. Con nuevas estructuras de hierro en ambas márgenes del cauce, la "luz" del puente se ensanchará 12 metros, permitiendo así un mejor escurrimiento del agua en casos de crecidas o posibles inundaciones. En todas las obras mencionadas se utiliza maquinaria de gran porte: retroexcavadoras, moto niveladoras y herramientas pesadas que hacen posible la realización de las tareas.
Al mismo tiempo, el Puente Viejo ya se encuentra en la etapa final del reacondicionamiento necesario para el paso de vehículos pequeños y medianos. El tránsito allí estará custodiado por efectivos policiales y personal municipal, bajo la coordinación de la Secretaria de Justicia y Seguridad, encargada de tomar las correspondientes medidas de precaución que aseguren el resguardo de los vecinos. En primer lugar se arreglaron los rieles que atraviesan el puente, junto con algunos tramos de las vallas de contención que también fueron reforzadas. Además se colocaron en conjunto con la CEOSP postes de luz, tanto del lado del centro como del barrio Amespil, aumentando la visibilidad para el horario nocturno. Por último, personal del corralón municipal realizó un entoscado sobre el puente que permitirá un mejor desplazamiento de los vehículos, y en las próximas horas se colocarán piedras sobre ese mismo camino con el fin de evitar inconvenientes durante los días de lluvia.





No hay comentarios: