PRIMER CONGRESO NACIONAL DEL PARTIDO GEN

 Hoy quedaron conformadas las primeras autoridades del Congreso nacional. Sergio Buil fue designado Presidente del órgano. El actual intendente de la ciudad de América partido de Rivadavia en la provincia de Buenos Aires fue elegido por el voto unánime de sus pares.
También fueron elegidos los demás miembros de la Mesa del Congreso y los integrantes de los distintos cuerpos orgánicos según lo establece el Estatuto.
La multitudinaria jornada culminó con la presencia de los principales referentes del Frente Amplio Progresista acompañando a la Secretaria General del GEN Nacional, Margarita Stolbizer. Compartieron el panel junto a la anfitriona, Hermes Binner, Humberto Tumini, Víctor De Gennaro y la Presidenta electa del PS de Uruguay, Mónica Xávier.
De este encuentro participo el senador m/c Andrés Antedoménico, quien es congresal nacional por la provincia de Buenos Aires junto a Carlos Zanassi de San Andrés de Giles, Ofelia Aguilar de Pergamino y Marita Milanese de Zarate, tambien estuvieron la concejal Paula Suarez y los dirigentes Fabian Triolo y Marcela Rossi. El senador m/c se mostró conforme con el desarrollo de la jornada, manifestando su voluntad de ampliar el frente, convocando a diferentes partidos y sectores sociales, para dar pelea en las próximas elecciones legislativas. "el frente vino para quedarse y crecer" manifestó
Clarín
Más mentiras y sin políticas de vivienda
No hay distribución de riqueza si los planes sociales los pagan trabajadores y jubilados con sus salarios
Por Margarita Stolbizer (15/06/12)
En una nueva carrera contra sí misma, la Presidenta vuelve a quedar presa de sus propias necesidades y auto imposiciones.
Hacer un anuncio, medir su impacto, instalar títulos y agenda, regalar espejos de colores. Así es como se traza el itinerario oficialista.
Sin duda, los objetivos del anunciante son bien diferentes de los que tienen los receptores del mensaje. Las familias que suman arrugas a la espera de alcanzar el sueño de la vivienda propia ya sienten también el cansancio que produce un nuevo anuncio que abre la ilusión, pero cada vez con una contra emoción acumulada de frustraciones y mentiras.
El año pasado hicimos un relevamiento de la cantidad de viviendas anunciadas como parte de los Planes Federales 2005 y 2007, que nunca fueron terminadas ni adjudicadas. Así encontramos barrios donde se cuentan de a miles las casitas con sus paredes pero sin techos, o en las que faltan servicios, puertas o ventanas: barrios enteros en virtual estado de abandono. Barrios cercados por altos alambrados y personal de seguridad privada. En algunos casos, esas viviendas son el espectáculo con que despiertan cada mañana las cientos de familias que viven en el Partido de Moreno, en asentamientos de extrema precariedad, apenas protegidas sus moradas con cartones, chapas y fundas plásticas.
Ellos son empujados por el propio Estado abandónico a situaciones de ilegalidad que luego se condenan.
La Municipalidad de Moreno, como la de Florencio Varela (el distrito con mayor déficit habitacional según el último censo), abre registros de ilusiones donde inscriben a las personas que deambulan cada día buscando un pedacito de tierra donde instalar su hogar familiar.
Eso ocurre aquí, en el octavo país del mundo por su extensión territorial, con un gobierno que se dice “progresista”.
La Presidenta vuelve a anunciar un megaplan de viviendas. Pero todavía no tenemos las respuestas por los 700 millones que se transfirieron a la Fundación de las Madres y que terminaron en los bolsillos de inescrupulosos e impunes funcionarios y particulares.
No será Shocklender, sin duda, el único responsable de esa estafa a los más pobres. No ha merecido este escándalo (uno más) ninguna explicación oficial que por lo menos permita creer que los nuevos anuncios no serán una vez más parte de otro negociado. Hasta el vicepresidente –hoy investigado por negocios mucho más grandes- partió un día del Municipio de la Costa dejando un tendal de millones perdidos y un conjunto de viviendas en estado de abandono.
El Gobierno no tiene una política de vivienda, ni de reparto de tierras.
Ni le importan los más pobres y desprecia a los sectores medios.
Ha sido eficaz en la construcción de un relato irreal sobre sí mismo.
Porque no hay distribución de la riqueza si los planes sociales los siguen pagando trabajadores y jubilados con su salario, impuestos y ahorros. La Presidenta canjea sus millones de dólares para lavar la cara y el origen de su patrimonio, incrementado en años de función pública con dinero improductivo en plazos fijos en un país donde la renta financiera no paga impuestos. Pero nos cuenta que el Anses prestará los recursos para sostener estas nuevas 100 mil ilusiones.
Ell nuevo anuncio vuelve a tener cara de mentira.



No hay comentarios: