Las imágenes de las chicas con pollera, medias y musculosa trascendieron en redes sociales. Los dueños apelaban al "marketing

La polémica está abierta. Las empleadas de una estación de servicio de la localidad de Ciudadela comenzaron a atender a los clientes vestidas con uniformes de colegialas, en lugar de la ropa que utilizan habitualmente.
"Son personas que vienen casi todos los días. Hay un contacto de saber qué hago yo", declaró una de las jóvenes trabajadoras del lugar, que aceptó la decisión del dueño del lugar de avenida Gaona al 4200. "Es para subir ventas y atraer más clientes", agregó otra en una entrevista televisión.

No hay comentarios: